lunes, 24 de octubre de 2011

Alojo mi dedo en ... una cadena

Esta entrada va sobre la convivencia de fin de semana... una convivencia en la que me ha tocado ser monitora! Esta vez no ha sido de "voy a dar el pego". No, esta vez he tenido que darlo todo, salir a explicar una actividad, echar la bronca, tomar decisiones, bendecir la comida, fregar 3 veces, actuar como persona responsable y madura entre unas 50 personitas, ser monitora al fin y al cabo.

Al principio iba muy desilusionada por que sólo venía 3 y después de a haber estado pensando y perdiendo el tiempo en organizar el finde, las actividades no parecía valer para solo 3 niñas. Pero todo se fue solucionando por si solo, casi ni tenías que explicar algo, ellas solas te empezaban a hablar y contar y, aunque como es lógico en niñas de 13 años se iban  por las ramas y cambiaban de tema, todo a salido perfectamente.

De este finde me llevo una bote para bolis forrado de regalices, un poco más de experiencia y un montón de buenos recuerdos y risas. Que no se olvide la frase Alojo mi dedo en tu ojo. o recordemos a la sabiduría y el rocío. Si no habéis entendido esta frase, mejor, eso significa que es algo que solo se puede saber por haber estado en el momento.

Bueno en otro orden de cosas ... parece ser que esta semana la película 'Cadena de Favores' ha marcado un punto. Nosotros vimos un cacho con las niñas en la convi como propuesta de cambiemos el mundo poco a poco y para mi sorpresa caló hondo. Yo pensando que sus respuestas habían sido de libro y realmente se lo han creído. Porque a lo mejor no meterías a un vagabundo en tu casa o regalarías un coche, pero si puedes hacer esos pequeños gestos que están a tu alcance y puede cambiar el día de una persona o tan solo sacarle una sonrisa.

Sofía lo cuenta mucho mejor que yo en MeneJoven ... pero yo me quedo con este cacho:
Llevaba varios días con el tema en la cabeza, sin saber bien cómo enfocarlo a la vida real. ¿Todos los favores son válidos? ¿Qué clase de favores son válidos? ¿Es posible hacer un favor a un desconocido que le cambie tanto la vida como en la película? Y, ¿cómo saber cuál es la resolución de ese favor? ¿Merece la pena hacer cualquier tipo de favor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario