lunes, 3 de octubre de 2011

Por qué se empeña la gente en meterme ideas en la cabeza

Por qué se empeña la gente en meterme ideas en la cabeza. No es que yo no haya pensado en ello, pero simplemente no me lo tomo en serio. Solo es un pensamiento más, uno cualquiera que no implica nada.
Pero cuando alguien expone ese pensamiento parece que tiene más sentido, es más, si lo digo yo misma en voz alta tiene total sentido y parece hasta verdad.

Por ahora no he llegado a ese punto, pero estoy en el momento en que no sabes que decir, o más bien como decirlo. Cuando lo cuentas y te preguntas no le das importancia, y como consecuencia la gente no le da más importancia. Pero en el fondo un poco de importante sí que es, porque quiero comentarlo y hablar de ello.

Lo más fácil y la opción más sabia es dejarlo ser. Así todos estamos felices y contentos.
Pero está esa molesta parte de mi cabeza que tiene un vicio horrible: rallarse por guilipolleces. Quiere analizarlo todo, saberlo todo, conocer el paso correcto, visualizar todas las posibilidades. Esa parte que no asume la filosofía de vida de "don't worry be happy". Y maldita parte. Quiero que también me salga decir: tiene todo tan poco sentido que me da igual.

Sinceramente releo lo que acabo de escribir y lo primero que se me ocurre preguntarme es ¿a ver pero a ti qué te pasa? ¿Cuál es el problema? y la respuesta a eso es tan simple como no tengo ni idea.

Realmente necesito la fórmula secreta para vivir el momento y no adelantarme a los hechos. Si alguno la conoce, por favor, no seas toca pelotas y compártela!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario