lunes, 16 de abril de 2012

Andorra 2012. Esquí en Pas de la Casa



30.Marzo
Empezábamos nuestro viaje desde Madrid a eso de las 3:20PM, pero estando entre Alcalá de Henares y Guadalajara ¡tatatachán! Imprevisto: el coche se ha roto, un led pita y el anticogelante se está saliendo. Caos total. Definitivamente estoy gafada.
Llama al seguro, grúa, cambia maletas,… Disputa entre taxista para llevarnos a casa. Incompresiblemente todos los bulto que no hemos conseguido endosarles a los M, han conseguido entrar en el otro coche.
Definitivamente nos ponemos en camino hacia Pas, nos quedan 7 horas de conducción por delante unos 600 km, yo me hice 200km ahí a tope!!.
A las 2.30AM, more or less, hicimos la entrada en el Hotel Cristina. A dormir que estamos muertos y mañana ya se saludará y se organizará todo.

31.Marzo
Primer día de esquí  de los M, los S y los SM. Ha sido un día duro, eso sí, un sol… QUE SOL!!! Que calores he pasado: sin guantes, con la chaqueta abierta, en manga corta,… en fin, en fin.
Nos hemos recorrido Grandvalira enterito! Yo creo que no nos ha quedado un telesilla por subir, y si nos ha faltado, pues mañana más! Al final no nos hemos conseguido poner de acuerdo en cuantos años llevaba sin venir a esquiar pero está entre 3-5 (sí, sí, una amplia opción). Y aunque la primera bajada a sido un tanto difícil para todos, en seguida le hemos cogido el tranquillo y recuperado el estilo de bajada.
Hemos apurado hasta el último momento. Cada vez que nos paramos “estamos perdiendo forfait”. Y eso que se ha ido notando como avanzaba el día: cada vez la nieve estaba más paposa y había hasta zonas con charquitos de agua. Eso sí, nos vamos a quedar con un tipín de la fuerza que hacemos con las piernas para esquivar las ballenas.
Hoy cenaremos pronto que tras este primer día, voy a pillar la cama con unas ganas. Mañana me levanto con agujetas fijo!

1.Abril
Último día con esquís. Se unen a nosotros los VH, bueno realmente al grupo de esquí solo Bea (el resto se quedaron en Pas).  La nieve esta muy bien, un poco dura en algunos tramos. Vamos en contrareloj, para que la nieve no nos gane y se derrita antes de que nos de tiempo a esquiar lo máximo posible. Como algunos van más rápido, hay quien tiene tiempo para repetir bajada.
Pero tanto machaque se nota y claro, un cansancio. No se apura, hoy la gente se rinde antes. Yo la primera, que en cuanto me duche, caí rendida en la cama hasta que me despertaron para cenar.

2.Abril
Primer día de snow. Javi e Irene están supermotivados, yo me lo tomo con calma. Iba a ser duro.
Nos toca en un grupo con portugueses y una profe mazo borde mola mazo, Sol. Cada uno se le va dando peor y mejor, pero parece que al final todos conseguimos ir haciendo los giros, las bajadas, los equilibrios, …
Al final de la clase ya consigo girar y la profesora me felicita que ilusión. Después de comer un par de bajadas y al hotel que no hay que formar. Me duele el culo, pero ya avisaba la profe: “Se os va a quedar como la bandera de Japón”.


3.Abril
Segundo día de snow. Parece que hoy vamos con más soltura y enseguida bajamos la pista haciendo giritos: que si puntas, que si talones, que si te caes de culo contra el suelo. El día caluroso, pero poco a poco las temperaturas bajan y se empiezan a notar los culos mojados y los guantes todavía más. 
A Irene y a mí, nos ha pillado un fotógrafo por banda y nos ha hecho un book en la nieve. Con mucha suerte hemos conseguido comprarnos 3 fotos con poses muy chulas.
Tarde de compras total! Colonias, cremas y demás potingues que nos falten. Por supuesto los toblerone están a la orden del día. Parece que todos están contentos con lo que se llevan.

4.Abril
Último día de nieve, hay que disfrutarlo. Nieva muchísimo, la nieve está estupenda y no hace frío: es día de esquí de salón.
En clase nos separamos por grupos, claramente no pueden seguir nuestro ritmo. El grupo “avanzado” sube y baja intentando definir sus giros y hacer 360, debemos seguir practicando. Última bajada y de vuelta al hotel para cambiarnos y empezar al viaje a casita.
Pasamos la frontera sin problemas y a los pocos minutos mi blackberry se vuelve loca. Ponerse al día de todo lo que ha pasado estando fuera va a costar un pelín. En cuanto llegamos a la A2, cojo el coche y  después de una horilla de camino empieza a llover, bueno mejor dicho a diluviar! Sorprendentemente aguanto casi hasta Guadalajara. No falto el momento “me siento Batman” al poner las luces antiniebla.