miércoles, 16 de mayo de 2012

No importa, está en el pasado

Me encanta cuando leo una entrada de Sofi en el MeneBlog. Esas entradas que sacan de cosas sencillas y cotidianas un transfondo interesante. Siempre me hacen pensar "mmm fijate, pues va a tener razón" o "no se me había ocurrido verlo así".

En este caso, toca hablar del pasado. 

El pasado hay que dejarlo atrás. Sí, ha ocurrido. Sí, forma parte de nosotros. Pero no podemos permitir que eso nos impida avanzar. 

Yo soy una de esas personas que le gusta dar vueltas y vueltas al pasado: analizarlo, revisarlo, intentar comprenderlo, compartirlo, juzgarlo, valorarlo,... Suena agotador verdad? Pues lo es. Muchas veces me atrapa y me impide disfrutar del presente, y saborear el futuro. El pasado me aporta experiencias, pero también hay que saber dejarlo pasar. 

Una persona me dijo que dejará de hablar del pasado, que prefería pensar en lo que puede venir y con quien va a vivir las nuevas experiencias. Ahora, cada vez que el pasado vienen a bucarme intento evitarlo pensando en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario