jueves, 3 de mayo de 2012

Un ruleta de indecisiones



¿Que haces cuando tienes miedo de decir algo en voz alta? Pues te callas. Te lo guardas para ti y a veces, con cuidado, lo susurras en voz baja para intentar ver cual será su efecto.

¿Como hablas de algo que te da miedo pero a la vez es bueno? No puedes. Tienes que dejar que el tiempo haga su trabajo. Si hablas de ello puede echarse a perder con una sola palabra errónea, pero si no dices nada puede que tus temores se hagan más solidos.

Al final acabas en lo mismo de siempre: una ruleta de posibilidades, opciones y futuros inciertos.

En estos momentos me gustaría dejarme llevar por la vida, a ver que me depara. Pero como siempre, mi mente echa el freno y empieza a buscar todos los caminos posibles. ¿Y cual es el camino menos sombrío y doloroso? Aaay.... Eso es lo que nos gustaría saber a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario